Pares desparejos: está de moda usar un zapato diferente en cada pie

Está de moda llevar un zapato distinto en cada pie, una tendencia audaz que rompe con códigos y dispara la creatividad. Las influencers internacionales ya la adoptaron pero los expertos locales desconfían de que haga pie en el país.

Parecería imposible pensar en mirarnos los pies y no encontrar una simetría perfecta en ambos zapatos, pero justo esa es la clave de la última tendencia entre las celebrities e influencers internacionales, que sorprenden al romper desprejuiciadamente uno de los códigos más cuidados del buen vestir. ¿Un zapato rojo y otro rosa?, ¿o uno blanco y otro negro?, ¿uno con hebilla y el otro sin? Sí, esta es la onda que anticipó Carrie Bradshaw en Sex and the City que retomó Céline y dio el primer paso para luego verse en las pasarelas más importantes del mundo y alfombras rojas hollywoodenses, para repetirse en muestras de street style en los principales medios de moda.

A Céline en su desfile primavera verano 2017 en Paris Fashion Week, con una bota blanca y otra roja, le siguió Miu Miu, aunque le bajó el tono a la transgresión y eligió generar contrastes a partir de accesorios en unas chatitas escocesas con hebillas y lazos en distintos estampados, y Fendi que sacó unos mocasines con una intervención textil en tonalidades diferentes para cada pie.

Durante la presentación de su colección de verano 2018 en la semana de la moda de Nueva York, Calvin Klein interpretó esta tendencia de los mismatched shoes de forma sofisticada: con unas sandalias en la que los accesorios generaban también contrastes en uno y otro pie, una tenía una tira de cristales en la parte delantera y la otra la tenía en el tobillo.

Con esas sandalias en rosa y un vestido rojo midi escote halter deslumbró Nicole Kidman en la alfombra roja de los últimos premios Emmy, mientras que Naomie Harris las lució en los Oscar en un amarillo bien subido de tono. Y recientemente, el gigante Zara se animó y sumó a su catálogo unos mules uno blanco y el otro negro.

Las influencers se sumaron a la movida de mixear zapatos, entre ellas la italiana Chiara Ferragni que hace que los estampados desiguales sean los protagonistas de su marca de zapatos; en tanto que las blogueras fashion como Aimee Song o Sophie Hooper fueron de las primeras en llevar a la calle la moda del calzado desparejo.

La moda de los zapatos desparejos en Argentina va a representar una inversión importante en dinero porque para llevar un mismo zapato de distinto color habrá que comprar dos pares y combinarlos, ya que por el momento las marcas no tienen previsto ofrecerlo esta temporada. «Me parece una tendencia muy osada para Buenos Aires», dice Jessica Kessel, diseñadora de zapatos. «Tengo en mis colecciones zapatos con mucha combinación de color, diseños geométricos y no toda la gente lo entiende rápidamente. Además para usar esta tendencia tendrías que comprar dos pares del mismo zapato y resulta más caro; a no ser que alguna marca o diseñador se anime a hacer un par de zapatos desparejo, distinto uno del otro. veremos, no creo».

También, para el estilista Alejandro García, la moda de los zapatos desparejos casi pasará desapercibida para las argentinas. «La argentina es muy conservadora, acá esta tendencia puede decir presente en alguna colección cápsula si un zapato combina con el otro por medio de un estampado o una frase que comience en un pie y continúe en el otro. Me gustaría que alguna marca promueva esta tendencia porque hablaría de un crecimiento en la oferta, pero es un riesgo económico. Lo ideal sería que el zapato tenga opciones de uso a través de accesorios que lo cambien y lo transformen». A eso, definitivamente le damos un sí rotundo.

Comentarios