Copa Argentina: Independiente paso a Defensa y se cruzará con Lanús

Desde el resultado, Independiente cumplió su misión. Con gol de Gastón Silva, le ganó 1-0 a Defensa y Justicia y avanzó por primera vez a los cuartos de final de la Copa Argentina, el gran objetivo que le queda en 2019. La victoria, además, le dio oxígeno al cuestionado Sebastián Beccacece. Sin embargo, desde el juego quedó en deuda. El Rojo fue efectivo, anotó en la jugada de riesgo más importante que tuvo y luego se dedicó a defender sin la pelota. Y dejó una imagen poco acorde con el plantel con el que cuenta y la ambición de sus fanáticos.

En un comienzo de partido con mucho ritmo, pero sin jugadas de gol, Defensa ejerció mejor la presión e incomodó a Independiente en el traslado del balón y, sobre todo, en la saluda. Al Rojo le costó hacer pie y sufrió las transiciones rápidas del Halcón. Sin embargo, el conjunto de Varela no logró traducir esa mejor imagen en situaciones de riesgo. De hecho, la oportunidad más clara la tuvo ante un error con los pies de Martín Campaña, a los 45 minutos de juego. el guardameta le regaló la pelota a Uvita Fernández, quien avanzó, pisó el área y definió, pero el uruguayo consiguió redimirse.

Casi inmediatamente y sin merecerlo, a los 48, los de Beccacece encontraron la apertura del marcador, en un tiro libre que peinó Gastón Silva y superó un mar de piernas. Figal, ya traspasando la línea de meta, cabeceó para asegurar el tanto, que firmó el charrúa.

Defensa continuó al comando del desarrollo, pero al control de pelota le faltó aceleración. Hasta tres cuartos de campo avanzó con prolijidad, pero adoleció de profundidad. Soso arriesgó con el ingreso de Ignacio Aliseda por el Torito Rodríguez, buscando lastimar. Independiente, en tanto, logró salir de a ratos cuando se encendió el ingresado Alan Velasco, pero lejos de generar tranquilidad en sus hinchas.

El Rojo se defendió sin la pelota y tuvo como mejor aliado la falta de imaginación del Halcón, que encima perdió por expulsión a Uvita Fernández. Unsain resultó un espectador en la segunda etapa. Los de Beccacece se confiaron en exceso ante la impericia de Defensa. Y en el segundo minuto de descuento, con un remate alto, casi empata Aliseda.

El Rojo venía de dejar en el camino a Atlas y a Patronato. La Copa Argentina es un torneo históricamente esquivo para los de Avellaneda: nunca había podido avanzar más allá de los octavos de final en sus siete ediciones y se había quedado afuera en 16avos en las últimas tres presentaciones. Desde ese punto de vista, dio un gran paso al frente. En cuanto a la recuperación de su juego, le queda un largo camino por recorrer.

Independiente se topará con Lanús en los cuartos de final. En semifinales, el ganador de ese choque tendrá como rival a Central Córdoba de Santiago del Estero, Estudiantes de La Plata o Estudiantes de San Luis (estos dos últimos jugarán por octavos de final el jueves 10 de octubre).

Comentarios