Avellaneda: Finalmente se vendió el complejo de edificios Estrella del Sur

El complejo Estrella del Sur encontró el jueves 4 de julio un nuevo dueño. El edificio sin terminar, de casi mil departamentos, en la avenida Hipólito Yrigoyen al 550, había pasado sin éxito por dos remates anteriores (el 23 de abril y el 28 de mayo).
En el recinto de la subasta había siete personas que acreditaban tener los fondos necesarios para solventar la compra. La segunda oferta, de US$ 10.050.000, fue la que logró quedarse con el complejo. La base había sido de US$8,5 millones.
La venta se concretó a casi la mitad de los US$ 20 millones con los que se había arrancado en abril, cuando nadie se interesó por comprar el edificio que está a medio hacer.
El monto ganador fue propuesto por un grupo de empresarios locales, uno de ellos llamado Carlos Alberto Dayan.
Ahora queda la instancia formal en la que el juez de la liquidación, Diego Hernán Papa, acepte la venta. Pero fuentes cercanas a la subasta lo dan por hecho. La aprobación ocurriría luego de la feria judicial, que concluye el 2 de agosto.
La construcción comenzó en 2010 por medio de un fideicomiso. En él intervenían, por un lado, Bapro Mandatos y Negocios, Círculo Inmobiliario Emprendimientos y Bainter. Por el otro, los adherentes: particulares que mes a mes pagaron una cuota para ser propietario de las unidades. En 2014 se frenó la obra y en 2017 se pidió su liquidación judicial.
El complejo tiene cuatro torres de 27 pisos. Son en total 900 departamentos de dos a cuatro ambientes, 24 dúplex y 718 cocheras. En promedio, los departamentos podrían ser vendidos a US$ 110.000 por unidad. Un precio muy competitivo. Hoy el edificio genera gastos por $700.000 mensuales sólo en seguridad.
Parte de lo generado por el remate se repartirá entre los adherentes, que son los grandes perjudicados ya que en muchos casos pagaron el 100% de las unidades y ahora recibirían mucho menos.

Comentarios