Sigue sin resolución el conflicto de las líneas del Expreso Lomas

Luego de casi tres meses paralizados y sin brindar servicio por falta de fondos para poner las unidades en condiciones, los choferes de las líneas 112, 165 y 243 se encuentran sin percibir los salarios de los últimos dos meses y en diálogo con DiarioConurbano.com el delegado Leandro Fernández afirmó: “Seguimos rehenes de un conflicto ajeno a nosotros”. En medio de esta problemática trabajan para retornar con un “servicio de emergencia” mientras desde la justicia piden a Transporte el pago de montos adeudados y se busca iniciar la licitación de la empresa.

El conflicto que mantienen los trabajadores de la empresa Expreso Lomas, la cual manejaba las líneas de colectivos 112, 165 y 243, cumplió 80 días de paralización en las funciones y ahora se sumó un nuevo agravante para los 400 trabajadores, el no cobro de los salarios correspondientes al mes de abril.

“Seguimos rehenes de un conflicto ajeno a nosotros, estamos sin cobrar abril y ahora que entramos en mayo no sabemos qué va a pasar el mes que viene”, expresó el delegado de la línea 165, Leandro Fernández a este portal.

Pese a los reclamos, las audiencias en la Secretaría de Trabajo y las audiencias en los Tribunales de Lomas de Zamora, la situación no varió aunque hay una luz de esperanza en el camino para que al menos el servicio vuelva a reestablecerse y éste sea el inicio de la solución en busca de reactivar el servicio e iniciar el llamado a licitación para que una empresa se haga cargo del funcionamiento de las líneas.

En una reunión que se realizó días atrás con las carteras de Trabajo provincial y la de Transporte se acordó la posibilidad de implementación de un “servicio de emergencia” por el cual se aportarían unidades para que los trabajadores salgan a la calle con coches explotados por los mismos que las ceden y los choferes comiencen a cobrar un sueldo por su trabajo.

“La Secretaría (Transporte) se encargaba de hablar con las cámaras y acordar una audiencia en el Ministerio de Trabajo para que éstas aporten unidades y nos puedan garantizar la fuente de trabajo, el sueldo y el transporte a los usuarios”, explicó Fernández.

Este pedido surge de la juntada de firmas en Lanús, Lomas de Zamora y Monte Grande para presentar en el Ministerio de Trabajo que realizan desde hace semanas los trabajadores.

Además de esta medida, el pasado miércoles los trabajadores de la empresa Expreso Lomas se movilizaron hasta el Puente La Noria y fueron parte activa del corte que se realizó y en donde se registró cerca de 2 mil personas, una cantidad de gente “sorprendente” e “inesperada” según Fernández pese a que la acción se vino delineando con varios días de antelación y que “sirvió para continuar visibilizando el conflicto”, admitió.

En paralelo, desde la Justicia se intima a Transporte para que cumpla con una medida cautelar que obliga a la cartera a girar los fondos adeudados en concepto de subsidio por la venta de boletos, los cuales deberían ser utilizados para el pago a los trabajadores.

Mientras tanto, el Juzgado N° 14 en lo Civil y Comercial de Lomas de Zamora a cargo del Juez Lezcano también trabaja con el expediente para resolver a la brevedad el momento en que las tres líneas sean licitadas para que uno o varios privados se hagan cargo de estas, movida que resolvería el conflicto de fondo.

“Para llegar a este punto donde se destrabaría todo hay que ir contra varios poderes que están detrás, algo con lo que venimos peleando desde hace cuatro años. Hay una guerra empresarial en la que estamos en el medio”, lamentó.

El origen del conflicto data de 2015, cuando se dictó el gerenciamiento de la empresa tras desplazar al directorio por administración fraudulenta y se trabó la venta de Expreso Lomas, pero éstos apelaron la medida y se generó un limbo judicial en donde ahora la empresa se encuentra empantanada.

Para finales de 2017 con una fuerte desinversión en mantenimiento que mermó la cantidad de colectivos operativos, lo que redujo el total de kilómetros recorridos por las unidades de la empresa a la mitad y trajo una caída de los fondos percibidos en concepto de subsidio que eran vitales para la salud financiera de Expreso Lomas.

Ya sin fondos para sustentar los recorridos, las tres líneas dejaron de funcionar en marzo pasado y los casi 50 mil usuarios que a diario utilizaban el servicio debieron buscar vías de transporte alternativas para llegar a destino.

Comentarios