Copa de la Liga: Vélez fue mucho para Lanús y paso a cuartos de final

Por la revancha de los octavos de final de la Copa de la Superliga, Vélez Sarsfield venció sin atenuantes a Lanús por 2 a 0 y será el rival de Boca Juniors en cuartos.

En el estadio José Amalfitani, los goles fueron anotados por Leandro Fernández y Agustín Bouzat a los 13 y 46 minutos del primer tiempo, respectivamente, y se clasificó a la siguiente ronda con un global 4-1, producto del triunfo 2-1 de la ida en condición de visitante.

De esta manera, el equipo de Gabriel Heinze recibirá al “Xeneize” por los cuartos de final de la Copa de la Superliga este domingo, a partir de las 20, mientras que la revancha será el próximo miércoles 15 en la Bombonera desde las 21:10.

Los cruces que existieron en ese primer enfrentamiento entre los técnicos Gabriel Heinze y Luis Zubeldía amenazaban con trasladarse a esta revancha y hasta a los propios futbolistas, pero nada de esto ocurrió porque Vélez anestesió el desarrollo rápidamente, ya que a los 12 minutos ganaba con una buena definición de Leandro Fernández tras una pérdida en ataque de Lanús y una larga habilitación de Agustín Bouzat.

Precisión y velocidad, esos fueron los argumentos de los de Heinze para sorprender a los de Zubeldía y empezar a sacar una ventaja que resultaría decisiva justo en el final de esa etapa inicial, cuando mejor estaba Lanús, presionando en campo rival y manejando la pelota cerca del área de Lucas Hoyos, aunque sin inquietar demasiado al arquero local.

Esta vez la fineza en el pase filtrado fue propiedad de Lucas Robertone, que concluyó con una definición no menos exquisita de Agustín Bouzat picando la pelota de primera para superar la salida apresurada de Matías Ibáñez.

Esa diferencia de tres goles hacía presagiar 45 minutos finales de relativa tranquilidad para los dueños de casa, pero otra vez Robertone, de 22 años recién cumplidos, cometió un pecado de juventud al cometer una falta innecesaria desde atrás en tres cuartos de cancha que lo obligó al árbitro Fernando Rapallini a mostrarle la segunda tarjeta amarilla y la consecuente roja.

A partir de ese momento Lanús comenzó a presionar y a jugar en campo rival mereciendo el descuento, pero la falta de puntería a veces y de profundidad otras hizo que no lograra vencer a Hoyos, el portero rival.

Se lo perdió él bebe Acosta, primero de cabeza y solo ante la valla y el arquero vencido pero no logro darle dirección a la pelota y luego en una muy buena jugada colectiva definió suave a las manos del arquero. Lo tuvo Ribas que insólitamente erro su toque a un arco vacío y en la continuidad de la jugada Sand se encuentra por sorpresa el balón y no puede darle dirección.

Se terminó la temporada para el equipo del sur que sin dudar deberá hacer una gran mercado de pases, un arquero, un central un tres un cinco más el sueño de Montillo deberían ser los objetivos a priori para lograr un equipo competitivo y que pueda escaparle a la zona del descenso en que la errónea decisión de la dirigencia en delegar a Ezequiel Carboni el mando del equipo y se sumerja en un cumulo de derrotas y actuaciones deslucidas.

Comentarios