Florencio Varela: Gran equipo de profesionales le salva la vida a un bebe

Un equipo de profesionales del Hospital de Alta Complejidad en Red El Cruce-Néstor Kirchner (SAMIC) operó a un recién nacido con una alteración cardíaca congénita denominada transposición de los grandes vasos. Lo que significa que se produce una disposición anormal de los principales vasos sanguíneos que salen del corazón.
El paciente, Thiago, fue operado con solo seis días de vida. Luego requirió ser conectado a la Oxigenación de Membrana Extracorpórea (ECMO), un equipo de alta complejidad para asistir a pacientes con deterioro pulmonar y cardíaco grave. Con el paso de los días y gracias a los cuidados del equipo de salud del hospital el bebé fue evolucionando, pasó de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos de Recuperación Cardiovascular al sector de Cuidados Intermedios Pediátricos y luego de 29 días de internación se fue de alta sin ninguna complicación.
Se trata de un bebé de un mes de vida que nació en el Hospital Iriarte de Quilmes. Al nacer los médicos comprobaron que tenía serías dificultades para respirar. Había nacido con un defecto cardíaco cianótico, transposición de grandes vasos, un defecto en el cual los dos vasos principales por los que la sangre sale del corazón, la aorta y la arteria pulmonar, están intercambiados o transpuestos. Esto provoca una disminución del oxígeno en la sangre bombeada desde el corazón al resto del cuerpo.
“Ni bien nació mi hijo me dijeron que tenía un problema cardíaco y que iba a ser derivado al hospital El Cruce. Y así fue que llegamos a este hospital. Y a los seis días de nacer lo operaron. Fueron horas muy difíciles”, recuerda María, la mamá de Thiago que además es madre de otros tres hijos.
El paciente fue operado por el equipo de cirugía cardiovascular que coordina el doctor Alejandro Jorajuría. También participaron de la intervención los doctores Miguel Ángel Chappuis, Mauro Higa y Enrique Médano y los técnicos perfusionistas Gabina Méndez, Liliana Delli Carpini y Eduardo Astorga. También hay que destacar el trabajo de la doctora Paula Manso de cardiología infantil, los recuperadores cardiovasculares, el servicio de enfermería, ingeniería clínica, laboratorio, hematología y medicina transfusional. “La cirugía consistió en la sección e inversión de los grandes vasos y reimplante de las arterias coronarias esto se llama “switch arterial”, una intervención compleja, explicó el doctor Jorajuría.
Thiago permaneció conectado al ECMO durante cuatro días hasta que pudo recuperar sus funciones. Con el correr de los días su evolución fue satisfactoria y hoy se va de alta con las funciones cardíacas impecables y hasta toma leche del pecho materno.

Comentarios