Confirman que el alumno que amenazó con una “masacre” está internado

Autoridades del Instituto San Juan Bautista de Florencio Varela confirmó que hicieron la denuncia policial por el ex alumno que amenazó con provocar una masacre en la institución a través del Facebook de la escuela.

Mirta López, representante legal del establecimiento, confirmó que el lunes concretaron la denuncia policial en la Comisaría Varela Primera, y quedó radicada en la Fiscalía 11 descentralizada de Quilmes.

Como consecuencia de ello, las autoridades establecieron un corredor de seguridad, un botón antipánico, y una consigna policial en la puerta de la escuela ubicada en calle 25 de Mayo 609.

Luego de una nueva masacre en una escuela de Estados Unidos y tras una amenaza en las redes sociales, la comunidad del colegio San Juan Bautista quedó aterrada. «Prepárense para la masacre escolar más grande de todos los tiempos. Van a morir todos hdps», había escrito el chico de 18 años en una publicación donde la escuela compartía los horarios para rendir las materias en febrero.

Mirta López confirmó a la prensa que el chico sigue siendo alumno de la escuela (ayer se mencionaba que era ex alumno), aunque aseveró que sólo podría volver a clases si trajera el alta psiquiátrica.

Dijo además que el joven se encuentra internado en un neuropsiquiátrico otra vez, como consecuencia de la amenaza a la escuela y la correspondiente denuncia penal. Ya había estado internado el año pasado, cuando intentó suicidarse con un arma de fuego dentro del baño de la escuela. Afortunadamente, en esa ocasión el percutor falló pero el hecho marcó a los alumnos, a sus padres y a las autoridades del colegio.

Una disposición le permitió al alumno afrontar los exámenes de diciembre, como finalmente lo hizo, con el fin de regularizar sus estudios. Sin embargo, se le prohibió presentarse a clases.

En una gacetilla oficial, la Municipalidad de Varela apuntó que “se pusieron a disposición de la policía todas las herramientas de seguridad, reforzando la vigilancia a través del monitoreo de cámaras, así como también el patrullaje mediante la Guardia Comunal”.

“Desde el colegio consignaron que tras un intento de suicidio el año anterior, el alumno se encuentra en tratamiento psiquiátrico y aún no cuenta con el alta médica. En tanto, cuando realizó la amenaza a través de la red social se encontraba junto a sus padres en la Costa Atlántica realizando un tratamiento ambulatorio. Ante este hecho volvieron de inmediato, y se encuentra internado en una clínica de Banfield”.

Comentarios