El gobierno insiste con la reforma laboral y hoy se los ofrecerá a la UOM

Las reuniones tripartitas siguen desfilando en Trabajo. Este jueves es el turno de los metalúrgicos, uno de los rubros más golpeados por la crisis económica. La reforma laboral sectorial impulsada por Cambiemos tendrá así un segundo capítulo, tras el rechazo absoluto -tanto de gremios, como de las cámaras empresarias- vivido el pasado martes con textiles.

A partir de las 14 en Alem 650 se llevará a cabo la mesa sectorial del sector metalmécanico. Los presentes serán la Unión Obrera Metalúrgica y Asimra (industria metalmecánica), por parte de los gremios; y empresarios representantes de Camina, Carmahe y Adimra.

El Ejecutivo intervendrá con Lucas Aparicio, secretario de Trabajo. El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, una incógnita. Durante enero, los metalúrgicos participaron de encuentros con las cámaras empresarias, en donde se habló, entre otros puntos, de indemnizaciones, licencias sindicales y la ART. Este jueves ello tendrá un nuevo capítulo.

Los sindicatos, con el aval de la CGT, ya pusieron el grito en el cielo: los convenios colectivos de trabajo no se tocan. Sin embargo, desde Producción y Trabajo aseguran que apuntarán al fortalecimiento interno del rubro. En los pasillos de Casa Rosada temen que el resultado sea negativo, como sucedió el martes con textiles.

“El gobierno quiere promover una reforma laboral encubierta modificando cuestiones de la Ley de Contrato de Trabajo que son inadmisibles, en vez de preocuparse por estudiar medidas para superar la crisis terrorífica que atravesamos”, aseguró el secretario adjunto de la Asociación Obrera Textil, José Listo.

La AOT, partícipe del encuentro del martes, disparó que “la reforma en los convenios que proponen apunta a modificar el régimen de indemnizaciones vigente, el pago de aguinaldo, a flexibilizar la jornada laboral, el otorgamiento de vacaciones y eliminar el trabajo a domicilio. También impulsa cambios en las categorías laborales y en las estructuras salariales”.

La reforma laboral, que Cambiemos viene impulsando desde mediados de 2017, tuvo un impasse el año pasado. Ahora el gobierno cambió la estrategia, y buscará avanzar de manera sectorial, empezando por los rubros más golpeados.

Comentarios