Quilmes: Mantenía cautiva y abusaba de una joven de 18 años

Un sujeto que mantenía cautiva y que golpeaba y abusaba sexualmente de una joven de 18 años, que era su concubina, fue aprehendido por efectivos de la seccional Quilmes 5ª (La Cañada), imputado por el delito de privación ilegítima de la libertad, lesiones y amenazas agravadas en el marco de Violencia de Género.

Todo se inició gracias a la denuncia de la madre de la joven, que manifestó que su hija, de 18 años, hacía cuatro meses que se encontraba privada de su libertad y retenida en el domicilio de su concubino, un hombre de 38 años.

Atento a esto, el personal del Gabinete de Investigaciones de la seccional mediante tareas de campo identificó el domicilio en el que se encontraba la víctima retenida contra su voluntad, procediendo allí al allanamiento de la vivienda, logrando de esta manera en el interior de la misma dar con la joven de 18 años, que presentaba un estado de ánimo atemorizado y quebrada en llantos, refirió que su raptor no la dejaba salir del domicilio, que la amenazaba, la golpeaba, abusaba sexualmente de ella y le hacía faltar el alimento.

De inmediato, se procedió a la aprehensión del secuestrador, por el delito de privación ilegítima de la libertad, lesiones y amenazas agravadas en el marco de Violencia de Género, con intervención de la UFI Nº 1 de Quilmes.

En tanto, para lograr la aprehensión, se realizó un allanamiento en un domicilio de la calle 395 entre Islas Malvinas y Tucumán. Al ingresar, el personal policial se encontró en el interior de la vivienda con la víctima, la cual al ver la presencia policial y de su progenitora se abalanzó a sus brazos pidiendo a gritos que la sacaran del lugar, indicando a su pareja como quien la tenía privada de su libertad y provocaba todo tipo de hostigamiento y maltrato, haciéndole faltar el alimento y la higiene personal.

Los vecinos manifestaron al personal actuante que la vivienda siempre permanecía cerrada de manera hermética y que solo salía de la misma el agresor, el cual antes de retirarse cerraba todas las puertas y ventanas.

Comentarios