Esteban Echeverría: Detienen a la madre de la nena sordomuda que llegó muerta al hospital

Brenda Fernández, madre de una niña sordomuda de 5 años que en septiembre pasado ingresó muerta al hospital de Monte Grande y por cuyo crimen estaba preso su padrastro, fue detenida acusada de abandono de persona seguido de muerte, informaron hoy fuentes judiciales.

Fernández (22) fue detenida ayer por orden del juez de Garantías 2 de Lomas de Zamora, Javier Maffucci Moore, a pedido de la fiscal que investiga la causa, Verónica Pérez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Violencia de Género descentralizada de Esteban Echeverría.

De acuerdo a la investigación de la fiscalía, el día del hecho, 28 de septiembre del año pasado, Fernández tomó contacto con su hija Zamira a las 15, debió haber notado que estaba lastimada y recién la llevó al hospital a las 23.25, cuando llegó muerta.

Voceros judiciales indicaron que en el expediente hay un informe médico que revela que si la niña hubiese recibido atención médica unas horas antes, podrían haberle salvado la vida.

Cuando declaró como testigo, Fernández explicó que su por entonces pareja, Brandon Damián González (19), actualmente preso como presunto autor del homicidio, le dijo que había pisado “sin querer” a la nena y que ella recién a la noche notó que Zamira había empezado a vomitar y convulsionar y decidió ir al hospital Hospital Santamarina de Monte Grande, partido de Esteban Echeverría.

La autopsia determinó que Zamira tenía golpes y había sufrido un pisotón que dañó varios de sus órganos y una vena, lo que generó una hemorragia interna que le causó la muerte por un shock hipovolémico, según explicaron fuentes judiciales.

González, quien había estado al cuidado de la nena y de su hermana gemela el día del hecho, fue detenido el 1 de octubre por efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Lomas de Zamora.

Voceros judiciales indicaron que González continúa detenido con prisión preventiva como presunto autor de un “homicidio agravado por el vínculo y alevosía”, delito que prevé prisión perpetua.

La causa se reactivó ahora porque estuvo varios meses en la Cámara de Lomas de Zamora, por una apelación a la prisión preventiva y a la calificación que había presentado la defensa del padrastro y fue rechazada.

La familia paterna de Zamira actúa en la causa como particular damnificada y ya declaró que tanto en ese entorno familiar como en el ámbito escolar se sospechaba que la nena era golpeada por González y que la madre no lo denunciaba. Según los testimonios, Zamira era sordomuda, pero en alguna oportunidad trató de comunicar con lenguaje de señas que era golpeada por el novio de su mamá, aunque nunca nadie hizo una denuncia penal al respecto.

Comentarios