Superliga: Racing venció a Huracán y es escolta de los punteros

Racing volvió al triunfo luego de dos empates y es el nuevo escolta en la Superliga. En el estadio Presidente Perón, la Academia venció 1 a 0 a Huracán con gol de Nicolás Reniero, quien entró en el segundo tiempo y anotó de cabeza a los 31′, y se sumó al lote de los escoltas, a solo una unidad de los líderes. El arbitraje estuvo a cargo de Fernando Rapallini, quien sobre el final expulsó a Carlos Araujo y Lucas Merolla en el Globo, a los 42′.

Luego de un mal primer tiempo, el equipo de Eduardo Chacho Coudet construyó la victoria desde la buena actuación del arquero Gabriel Arias y el buen ingreso de Reniero, quien volvió a ser la carta de gol del equipo como en el último partido ante Patronato, en Paraná. Con 24 puntos, la “academia” se metió en los primeros puestos de la Superliga y sueña con el bicampeonato, mientras aguarda por lo que pasará con el entrenador a fin de año, por su posible ida al fútbol brasileño.

Huracán volvió a ser un equipo sólido defensivamente pero, como le pasó con Lanús la semana pasada, un gol sobre el final terminó arruinando su plan. Sin embargo, antes del gol de Reniero, la visita tuvo el tanto en los pies de Juan Ignacio Vieyra, quien falló un increíble mano a mano ante Arias. El arquero del seleccionado chileno también había tenido una gran reacción luego de un cabezazo de Lucas Merolla en una jugada que terminó en gol de Coniglio, pero fue anulada por el árbitro Rapallini debido a una falta en ataque.

Flojo primer tiempo en la tarde de Avellaneda, porque Racing no pudo romper la barrera defensiva que impuso Huracán y fue difícil encontrar un momento en el que se dieron dos o tres pases seguidos. El equipo de Eduardo Coudet, quien fue ovacionado en la previa del partido luego de lo mucho que se habló sobre su continuidad, presentó su habitual esquema con Marcelo Díaz como eje del mediocampo, los Matías Rojas y Zaracho como internos y David Barbona tratando de romper por derecha para asistir a los aislados Lisandro López y Jonatan Cristaldo. La única sorpresa fue la inclusión en defensa de Lucas Orban ante la baja de Alejandro Donatti por un cuadro febril.

El Globo, por su parte, se paró con dos férreas líneas de cuatro y en ofensiva apostó por dos nueves como Lucas Barrios y Fernando Coniglio. Poco para destacar en la primera parte, salvo el gol -bien- anulado a Zaracho a los cuatro minutos y un cabezazo de Licha López, a los 35, luego de un centro desde la derecha, el sector preferido de la Academia para atacar. Del lado del equipo de Néstor Apuzzo solo un tiro libre de Rodrigo Gómez, a los 20 minutos, que fue a las manos de Gabriel Arias.

En el segundo tiempo, el trámite siguió igual con Racing decidido a atacar y Huracán parado de contraataque. A los 6 minutos, Lucas Merolla, uno de los mejores del visitante, avisó con un cabezazo luego de una mala salida de Gabriel Arias. Antes de los diez, Racing reclamó dos faltas en el área, una de Merolla ante Zaracho y otra de Ibáñez sobre López. Con Racing jugado en ataque, Huracán pudo aprovechar los espacios y a los 27 minutos Droopy Gómez dejo solo a Vieyra, que en la más clara del partido definió mal y Arias le sacó el mano a mano con el pie.

A los 31, Cvitanich sacó un cabezazo que Antony Silva rechazó de manera increíble pero en el rebote apareció el ingresado Reniero para romper el cero y desatar el delirio de los hinchas en el Cilindro. Segundo gol consecutivo para el ex San Lorenzo que venía de marcar por la misma vía en Paraná en el empate ante Patronato (1-1). El dato relevante es que en el gol de Racing estaba afuera de la cancha el joven Merolla, quien había sido uno de los puntales de la defensa quemera. A poco del final, el partido se calentó y en una trifulca cerca del córner, Huracán se quedó con dos menos por la roja directa a Araujo y Merolla. Aún así, Racing no supo aprovechar la ventaja y terminó sufriendo con algunos centros de Huracán pero, en definitiva, se llevó un importante triunfo que nació en Arias y se concretó con el gol de Reniero.

Comentarios