Superliga: Racing no pudo ante Unión que tuvo a su arquero como figura

La noche en la que Racing volvía al ruedo para defender su título de campeón de la Superliga parecía obligado a demostrar. Suena exagerado, pero así es el ambiente que envuelve al fútbol argentino. Lo resumió bien Eduardo Coudet, el entrenador de la Academia, en la conferencia de prensa del último jueves, donde todavía transpiraba bronca por la eliminación ante Boca Unidos, de Corrientes, por la Copa Argentina: “El fútbol es simple: cuando ganas sos el más vivo. Cuando perdés sos el más bol…”. Esta vez fue un 0-0 para dejar un sabor agrio en el arranque.

De a ratos, el partido por la primera fecha ante Unión pareció un alargue del juego en cancha de Lanús ante Boca Unidos: un Racing protagonista aunque con poca lucidez tratando de hacer pie en un campo mojado. A los dos minutos, la Academia tuvo una clara luego de que Lisandro López pivoteara en el área para un derechazo cruzado de Cristaldo, que pasó muy cerca del palo de Sebastián Moyano. Ante Boca Unidos, la lectura del cuerpo técnico fue que se falló en la definición. Por eso intentó con el ingreso de Cristaldo por Cvitanich. Esa primera jugada parecía un aviso de que el cambio no sería solución.

Pero no fue solo la mala puntería lo que -esta vez- padeció el último campeón de la Superliga. “El fútbol no da revancha, da nuevas oportunidades”, fue otra de las máximas futboleras que dejó Coudet en esa conferencia de prensa caliente. En esta nueva actuación la Academia no demostró ser el equipo intenso que mandó en el fútbol argentino durante la temporada pasada. Fueron contadas las oportunidades en que cerca de la pelota había más camisetas locales que visitantes, algo que se había transformado en un sello del cuadro de Chacho.

Comentarios